© Estrella Gastroenterology 2009
Sedación
Seleccionar Idioma

La analgesia por sedación provee alivio del dolor así como también alivio a la ansiedad que acompaña algunos tratamientos y estudios diagnósticos. Consiste en usar medicamentos administrados por la vena sin usar anestesia general, la cual causa un estado de inconsciencia generalizado. La sedación se administra para relajar y minimizar cualquier incomodidad que usted pueda experimentar durante el procedimiento. La sedación tiene menos efectos secundarios adversos que la anestesia general. La nausea es mínima y la recuperación mucho mas rápida.

Cuando se recibe sedación moderada, usted se sentirá con sueño y es muy probable que se duerma durante todo el procedimiento, sin embargo se despertara fácilmente al ser tocado o cuando se le hable. Puede que recuerdo o no haber estado en la sala de procedimientos. Con sedación profunda, usted dormirá completamente durante el procedimiento y recordara muy poco o nada de la sala de procedimientos. Frecuentemente suplementos de oxigeno son dados a los pacientes que reciben sedación profunda.

Como con cualquier otro tipo de anestesia, usted será monitorizado constantemente para asegurar que el procedimiento es hecho de una forma segura. Usamos monitores que controlan el ritmo y latidos del corazón, presión arterial, oxigenación y respiración. Una persona, ya sea enfermera(o) o anestesiólogo(a) estará dedicado(a) completamente para monitorizarlo a usted.

Cuando se recibe sedación, usted podrá irse a casa una vez que el procedimiento haya terminado. Usualmente esto sucede en menos de una hora. Los efectos secundarios de la sedación son mínimos y probablemente habrán desaparecido para el momento que se le de egreso del sitio donde se le hizo el examen. No se le permitirá manejar carro, así que tiene que hacer gestiones para que alguien lo lleve a su casa y lo vigile ahí.